El Taller de Soldaduras SEMSA y los diferentes tipos de soldaduras

Conoce los tipos de soldaduras con SEMSA Taller de Soldaduras.

La soldadura puede ser realizada de diversas maneras; existe una serie de técnicas diferentes a utilizar, mismas que se practican acorde a las necesidades específicas de cada ocasión, considerando que cada método tiene sus pros y requiere de un equipamiento específico para realizarse. En SEMSA sabemos perfectamente cuál utilizar en cada caso en particular y, a continuación, te explicamos en que consiste cada una:

Soldadura por Gas
La técnica de soldadura por gas es considerada una de las menos complejas, tiene como ventaja ser más barata en comparación otras técnicas y por dicha razón es una de las más populares. No obstante, cada vez lo es menos en procesos industriales, dadas las diversas alternativas existentes.

En el proceso de soldadura por gas, el acetileno en oxígeno combustiona generando con ello una soldadura denominada ‘autógena’. Este tipo de soldadura forja una llama de más de 3200 °C y por consecuencia, unas de sus desventajas podría ser el tiempo que tardan los materiales soldados para enfriarse. Sin embargo, dado su bajo costo, la fácil movilidad de los equipos y su garantía de efectividad, sigue siendo muy utilizada, principalmente, en trabajos de plomería.

Soldadura por Arco
La soldadura por arco es una de las técnicas que más se utiliza en la actualidad, principalmente por ser universal en los procesos en los que se basan sus principios. En este tipo de soldaduras, la energía eléctrica –de corriente continua o alterna indiscriminadamente– es la que permite el derretimiento de los metales.

El proceso de las soldaduras con arco es variable y va directamente relacionado con la fuente de energía a utilizarse, así como el tipo de electrodos y la decisión de utilización de gas o algún material alterno y la alteración que éste genere en la interacción de sus componentes con el entorno atmosférico.

Soldadura por Resistencia
La soldadura por resistencia es una técnica en donde una corriente eléctrica es aplicada directamente sobre las piezas a soldarse. Esto logra que tales piezas se fundan y, por consecuencia, puedan quedar unidades.

Aunque el resultado de este tipo de soldaduras es ampliamente satisfactorio, su principal desventaja radica en su limitado campo de acción, aunado a los altos costos de los equipos necesarios para lograrse.

Si estás interesado en conocer más tipos de soldaduras o, mejor aún, estás buscando alguna empresa experta en el tema que te pueda ayudar, no dudes en contactarnos. En SEMSA somos expertos en la materia y, a través de nuestro Taller de Soldaduras, te brindaremos la solución óptima.

Compartir Post: